lunes, 2 de abril de 2007

LABIOS SIN SED



Despeñaderos nacen socavando
el ritmo rojo de la sangre, y acogen
las sílabas lúbricas de las palabras
para tornar rocas los acentos amorosos
que se quedaron extraviados en el limbo del silencio indúctil.

Antes, los ojos fueron hilo
bordándose en el hemisferio de los sueños,
y manos deletreando caricias
sobre un cielo evocativamente desorientado, errante
en su transitar sin máscaras, desnudo
de falacias, fiel a su verdad incompartida.

No hay espejos que restauren
los rumores íntimos con los que las olas se desvisten,
ni ecos que salven el canto de una sirena varada en leyenda sin voz:
tu piel no ha guardado nunca
la ternura desarraigada con la que el aire pare mis latidos de hembra.

Aquí, abajo…el sepulcro de aquellas palabras: junto al cáliz
desdeñado por tus labios sin sed…



Issa Martínez

5 comentarios:

oswaldoLilly dijo...

Bueno, los poemas no están mal, todo lo contrario. Da gusto saber de alguien que se ocupa de poesía y que además la hace brillar con versos y asonancias como las tuyas.

Te dejo mi dirección por si quieres visitarme. No soy poeta pero gusto de la literatura.

Wowo.

Saludos desde México.
http://arcaicusvademecum.blogspot.com

Catalina Zentner dijo...

Entre silencios y madrugadas vengo a hurtadillas, respiro suavemente la fragancia de tus versos y me repliego hasta que el sol responda al arrullo de mis alondras.

Veronica Curutchet dijo...

Y me sumerjo, buceo en tus versos y siempre encuentro un verso, o a veces entre ellos una palabra que me dice: sigue.

Besos tempraneros!

Verónica

El Mundo de Wilhemina Queen dijo...

Issa, te he recomendado en el día del blog.

FELIZ BlogDay

UN ABRAZO

Vero

Jorge Ampuero dijo...

Tienes una poética muy intensa. Me gusta. Espero visitarte seguido. Te dejo mis huellas...

Saludos...